Se duplicaron los casos de sífilis en Córdoba

En la misma línea, y en directa vinculación con lo anterior, los datos oficiales también advierten sobre el incremento de la sífilis congénita, es decir, de los bebés que nacen con la enfermedad luego de haberla adquirido a través de sus madres durante la gestación (transmisión vertical).

En la provincia, en concreto, en 2016 se notificaron 706 casos confirmados de sífilis en mujeres, un 127,7 por ciento más que en 2015, cuando fueron 310.

En el caso de los varones, los casos confirmados detectados fueron 267, un 124,3 por ciento más que en 2015. En ese año habían sido 119.

Los datos del Boletín Epidemiológico también muestran un aumento significativo en la cantidad de notificaciones de casos sospechosos, con un crecimiento interanual del 74 por ciento en mujeres, y del 75,5 por ciento en varones.

En lo que hace a la sífilis congénita, a su vez, los casos confirmados tuvieron en Córdoba un incremento interanual del siete por ciento al aumentar de 87 a 93.

La sífilis es una infección de transmisión sexual que, si bien en un comienzo no produce síntomas importantes, de no tratarse puede causar complicaciones a largo plazo, o incluso la muerte. La enfermedad es causada por una bacteria, Treponema pallidum, que afecta a ambos sexos.

Por qué importa

“Lamentablemente es una realidad que, después de cientos de años, sigue habiendo sífilis a pesar de que ahora, a diferencia de lo que ocurría hasta mediados del siglo 20, contamos con los medios para controlarla”, indicó el director del hospital Rawson, Julio Cohen, titular del Programa Provincial de VIH-Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

El punto de inflexión fue, a mediados de los años ’40, la llegada al mercado de la penicilina, el antibiótico que hasta hoy es el tratamiento de elección para la sífilis. “Se detecta con un análisis de sangre y se trata con sólo tres inyecciones de penicilina, de acceso gratuito en los hospitales”, informó.

Y si bien consideró que en la Argentina mejoraron en forma significativa la detección y la notificación de los casos, “eso no implica que el aumento que se advierte no sea real”.

La suba que se registra en los casos es una de las razones por las cuales la sífilis es hoy un tema relevante en la salud pública, según indicó Cohen. “Pero también porque se trata de una enfermedad que, si no es tratada, a largo plazo puede producir graves lesiones cardiovasculares y neurológicas, e incluso la muerte”, precisó.

Sin embargo, advirtió de que “el mayor impacto de esta enfermedad se da en las embarazadas y, como consecuencia de eso, en los casos de sífilis congénita”.

Según el trimestre de la gestación en el que la mujer se infecte, puede provocar abortos, mortinatos o nacimientos de bebés con la infección, con lesiones neurológicas, óseas, auditivas y visuales, que a veces pueden ocasionar la muerte del niño, alertó el director del Rawson.

 
Miércoles, 15 Febrero, 2017