Primer Congreso Nacional Interdisciplinario de Salud Ocupacional

publicado en: Novedades | 0

El Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba ha tomado el desafío de organizar por primera vez, un congreso interdisciplinario de Salud Ocupacional, que se concretará los días 30 y 31 de agosto en nuestra sede institucional. Con tal motivo, ETHICA DIGITAL solicitó al Dr. Jorge Mercau, uno de sus impulsores, un texto que nos precisara sobre el surgimiento y desarrollo de la Medicina del Trabajo en nuestro país y las expectativas por este encuentro que reunirá colegas de todas las Provincias.

Desde tiempos inmemoriales se conocen las relaciones que existen entre las condiciones y el medio ambiente de trabajo y la salud de aquellos que están expuestos a estas condiciones. Sin embargo la Medicina las tuvo en cuenta y comenzó a estudiarlas recién a partir del Renacimiento. De esta manera y muy lentamente, la Medicina del Trabajo fue avanzando en el estudio de las enfermedades profesionales y accidentes de trabajo que se fueron dando en este largo período de la historia hasta llegar a nuestros días.
En ese sentido la salud y el trabajo conllevan dos direcciones, ya que el trabajo es necesario para mantener la salud porque satisface necesidades que, de no cubrirse, podrían generar consecuencias negativas no solo para el trabajador sino también para su entorno social al ofrecer seguridad material, identidad personal y social, relaciones interpersonales y tiempo dedicado a la creatividad.
Pero a su vez, el trabajo supone riesgos para la salud del trabajador que se traducen en lesiones o enfermedades y cuya pérdida implica la disminución de la capacidad laboral. También estas acciones negativas se extienden a la sociedad a través de la contaminación ambiental generada por los residuos y los desechos contaminantes.
A partir de la sanción de la Ley 19587, de Higiene y Seguridad en el Trabajo cuya vigencia es del año 1972 comienza a abrirse un nuevo panorama en nuestro país respecto a las cuestiones preventivas de los infortunios laborales. Dicha ley crea los Servicios de Medicina del Trabajo y los Servicios de Higiene y Seguridad en el Trabajo cada uno de ellos con funciones y tareas específicas.
Sin embargo, a medida que transcurrían los años se puso en evidencia la falibilidad de la ley y su falta de cumplimiento por parte de los empleadores. No obstante ello, un reducido número de estudiosos intentaba brindar a la sociedad una nueva especialidad nutrida del acerbo científico propio de las Ciencias Médicas y que con una mirada preventogénica, procuraba reducir el número de accidentes de trabajo y de enfermedades profesionales. Se trata de la Medicina del Trabajo que tuvo que pasar por tres etapas para incorporarse al mundo de la prevención de infortunios laborales.

La etapa de Prevenir

La primera de ellas, la etapa destinada a prevenir la enfermedad, que se corresponde con el advenimiento de la Revolución Industrial y el desarrollo de máquinas  sin medidas protectoras, una gran concentración de mano de obra y un notable incremento de los accidentes de trabajo. En esa etapa, la medicina se dedicó a evitar o por lo menos a disminuir los efectos secundarios de los accidentes de trabajo y de las enfermedades profesionales, consideradas inevitables.

La etapa del abordaje multidisciplinario

En la segunda etapa, predomina el concepto de que era necesario un abordaje multidisciplinario para la prevención laboral. Fue la etapa de la preservación de la salud mediante distintas disciplinas que actuaban en forma conjunta, tales la Medicina del Trabajo, la Ergonomía, La Seguridad en el Trabajo, la Higiene Industrial y la Psicosociología entre otras. Se consolida el concepto de que los infortunios laborales pueden ser previsibles mediante esta mirada multidisciplinaria, resultando ser el comienzo de la Salud Ocupacional.
La etapa de un nuevo enfoque
En estos últimos años han aparecido importantes cambios en el área de la salud en el trabajo, cuyo objetivo es reducir al mínimo los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales así como el abordaje técnico y científico de las condiciones de trabajo. La prevención está pasando de ser una simple formalidad para cumplir las leyes vigentes a ser funcional de acuerdo a los riesgos presentes en cada empresa para lograr su eliminación.
De esta manera el campo productivo y las cuestiones técnicas han pasado a ser complementarias una de otra siendo esta comunicación llevada adelante por la Salud Ocupacional.

Los nuevos desafíos
Sin embargo quedan todavía muchos interrogantes y nuevos desafíos para que los profesionales dedicados a las Ciencias del Trabajo puedan cumplir sus actividades en un marco interdisciplinario, fecundo y positivo que termine de completar el ciclo del trabajo seguro, eficiente y responsable en el marco de la legislación vigente.
Estas acciones disminuirían sin dudas, la litigiosidad laboral que todavía se cierne en el horizonte en procura de obtener ganacias a costa de la salud humana.
Por eso, los días 30 y 31 de agosto se llevará a cabo en las instalaciones del CMPC sito en Mendoza 251 de la ciudad de Córdoba este Primer Congreso Nacional Interdisciplinario de Salud Ocupacional, cuya intención es abordar los nuevos desafíos que deberán enfrentar los especialistas dedicados al mundo del trabajo.