Una radiografía del sector

Una radiografía del sector

La Crisis del Sistema de Salud en debate

En el contexto del conflicto de los médicos y personal de salud, se realizó en el mes de noviembre un foro debate, organizado por la Federación Médica en conjunto con la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Córdoba (ACLISA). en nombre del Consejo de Médicos, su presidente –el Dr. Héctor Rolando Oviedo realizó una radiografía del sector, con una propuesta de acción con el objetivo de contribuir a un abordaje integral que tienda a encontrar soluciones. Ethica Digital, por considerarlo importante para el debate, presenta un resumen de dicha presentación.

Los datos de la radiografía 

En 2022, se matricularon 506 nuevos profesionales en el Consejo de Médicos de la Provincia de Córdoba, 328 menos que el año pasado. La cifra también es inferior a los 561 de 2020 y a los 736 de 2019. Además, se profundiza el desequilibrio entre los géneros: de los nuevos matriculados, el 65% son mujeres y el 35%, varones, cuando antes había mayor paridad. También se observa una disminución en el número total de matriculados en el CMPC: mientras en 2012 eran 19.015, actualmente son 18.973; 54% son mujeres y 46%, varones.

Estos indicadores iniciaron el análisis del Dr. Oviedo fueron presentados en la charla titulada “Análisis del Sistema de Salud. Actualidad y futuro”, en la que participó el presidente del CMPC, Héctor Rolando Oviedo, en el Foro-Debate mencionado. En la mesa también estuvieron el Subsecretario de Coordinación de Programas del Ministerio de Salud de la Provincia de Córdoba, Lic. Manuel Ducant, y el Presidente de la Confederación Médica de la República Argentina (Comra), Dr. Jorge Coronel.

Además de la disminución de la matrícula, Oviedo remarcó el problema de la desigual distribución de médicos entre los 26 departamentos que hay en la provincia. Según criterios internacionales, la tasa ideal es de 3,5 cada 1.000 habitantes; pero esta relación solo se verifica en cinco de los departamentos, al tiempo que hay uno –Pocho– en el que apenas se registra una estadística de 0,5 médicos cada 1.000 habitantes.

El Presidente del CMPC analizó las causas de la crisis que atraviesa el sistema de salud y las dividió en endógenas y exógenas. Entre las primeras se destacan la crisis de representación gremial, la aparición del gerenciamiento de las obras sociales y la falta de unión y de una mirada solidaria entre colegas.

Sobre las segundas, Oviedo citó tanto aspectos sociales y culturales, como económicos y laborales; además de una banalización de la medicina y una violencia creciente. Respecto de los primeros, recordó que entre las nuevas generaciones de médicos se imponen paradigmas diferentes a los de otras décadas –en los que se priorizan los resultados rápidos y la relativización del valor del sacrificio–.

Además de que se enfrentan a una pérdida de prestigio de la medicina, tienen que encarar largos periodos de formación para afrontar las altas exigencias en materia de capacitación y actualización y, como contrapartida, un bajo nivel de ingresos.

Respecto de los aspectos económicos y laborales, se evidencia la precariedad de un sistema en el que los problemas no tienen soluciones de fondo y en el que no hay suficiente planificación a largo plazo. Asimismo, existen situaciones negativas derivadas del pluriempleo –necesario para sumar ingresos–, como el aumento de la carga laboral y, en consecuencia, el cansancio creciente del recurso humano, que tiene por lo tanto menos energía para encarar estos desafíos. “Vivimos tapando emergencias, crisis, y no somos capaces de sentarnos a imaginar qué es lo que queremos”, explicó Oviedo. Todo ello –recalcó– en un contexto de violencia creciente hacia los profesionales y hacia las instituciones de salud.

Este panorama se completa con una banalización de la medicina, derivada de un exceso de difusión de información deficiente sobre temas de salud, que genera una falsa sensación de conocimiento en personas sin formación oficial. Esto trae como consecuencia la pérdida de respeto hacia el médico y su educación basada en evidencias científicas, con una posible ruptura en la relación médico-paciente y hasta un aumento de las agresiones.

La violencia no es un problema exclusivamente de los profesionales de la salud, sino que se vive en toda la sociedad, pero afecta directamente al accionar de los médicos y de las instituciones de atención.

Acciones del Consejo 

Ante esas circunstancias, el Consejo de Médicos ha buscado dar respuestas, en primer lugar, adaptando su estructura. Para ello, en el último año se han creado nuevas comisiones, como la de Mujeres Médicas (para tratar específicamente los problemas que enfrenta el género y teniendo en cuenta el aumento de la presencia femenina en el padrón); Jóvenes Médicos (con la Red de Médicos en Formación para enriquecer el contacto con las nuevas generaciones) y la Comisión de Innovación y Nuevas Tecnologías, que ha asumido tareas como la de impulsar la receta electrónica, entre otras.

Asimismo, se creó el Observatorio de Violencia, que continúa y profundiza el trabajo realizado por el Centro de Estudios de Recursos en Salud (Cersa), para llevar un registro, hacer análisis y acompañar a los profesionales ante situaciones de violencia.

La salud tiene que ser política de Estado. Tenemos que reunirnos con todos y lograr consensos para que, esté quién esté, le toque a quien le toque gobernar, el tema esté presente.

Oviedo recordó que también hay acciones hacia la comunidad. Se procura poner la crisis del sistema de salud en la agenda de la sociedad y de la política. “Es un rol clave de nuestra institución visibilizar la crisis del sistema de salud. Porque los que estamos en él lo sufrimos, lo padecimos y lo conocemos perfectamente, pero a veces la gente no lo entiende. Se sorprenden al ver cuánto ganan los médicos”, manifestó Oviedo. “La sociedad debe saber que está en riesgo la salud, porque tenemos pocos médicos. Siempre se dijo ‘sobran’, no, no sobran, faltan. Y en algunos lugares, prácticamente no hay. Y si se va el recurso humano altamente capacitado y formado, nadie va a formar a los nuevos, nos vamos a quedar sin médicos”, continuó.

Oviedo indicó que formar un especialista demanda una década. “No podemos esperar para empezar a dar soluciones”, señaló. Recalcó que, en un país acostumbrado a la inmediatez, es preciso planificar para el futuro.

Otro paso necesario es participar en foros de discusión; organizar y promover el debate de temas entre las organizaciones médicas y con el resto de los equipos de salud.

El CMPC también impulsa la educación médica continua; ante las dificultades de los profesionales y la escasez de tiempo, la institución procura mejorar el acceso a la capacitación. “Estamos permanentemente pensando cómo facilitar la certificación entre colegas”, contó Oviedo. Aclaró que simplificar esos procesos no implica bajar los estándares de calidad, sino implementar herramientas de acceso a la formación y a la certificación. Para ello, está disponible el Aula Virtual, se trabaja en conjunto con los ministerios de Salud, Educación, Justicia, Seguridad y Gobierno; con la Fiscalía General, y con la Legislatura Unicameral. Estos vínculos permiten también representar al sector ante las autoridades.

“Tenemos que interactuar con todas estas instituciones, llevarles nuestra voz y trasladarles el planteo de qué es lo que está pasando. Porque la solución de este tema es política. Tenemos que exigir a nuestros dirigentes políticos; pedir respuestas a nuestros representantes, porque la salud no puede ser la Cenicienta de la agenda política”, graficó.

Oviedo mostró cómo ya en el primer número de la revista Ethica, en la década de 1990, se abordó la crisis del sistema de salud, algo que –coincidentemente– también se trató en el número de noviembre de la publicación, bajo el título “Una crisis que no se puede soslayar”.

Acuerdo Programático 

La Junta Directiva del CMPC propuso un Acuerdo Programático de Políticas de Estado que fue dado a conocer a la comunidad y a las autoridades por distintos medios. “Es perfectible. La idea es que todos colaboremos y que podamos encontrar ideas que nos ayuden a analizar este tema y a proponer una salida de esta crisis”, explicó el presidente de la Junta. Y añadió: “La salud tiene que ser política de Estado. Tenemos que reunirnos con todos y lograr consensos para que, esté quién esté, le toque a quien le toque gobernar, el tema esté presente”.

El acuerdo insta a las instituciones que componen el sector a trabajar conjuntamente, desde la creación de un espacio representativo de participación permanente. “No alcanza con los foros, nos tenemos que juntar y deliberar permanentemente sobre estos temas”, indicó Oviedo. “Es preciso establecer acciones urgentes, que resignifiquen el valor del trabajo profesional para todo el personal de salud. Restituir la carrera hospitalaria en el escalafón profesional y el carácter de orden público de los honorarios mínimos fijados por las instituciones creadas a tal fin”, completó.

El Consejo también alienta a que se cumplan las condiciones básicas para establecer paritarias del sector. “Acá se habla de paritarias de todos los gremios, pero en salud no hay. Las clínicas no pueden discutir con las obras sociales cuánto vale la prestación médica; nos lo imponen directamente las gerenciadoras o las obras sociales. Y para eso debemos estar juntos, profesionales e instituciones, para poder defender nuestros derechos”, declaró Oviedo al respecto.

Finalmente, nuestra institución promueve que haya mecanismos de financiamiento para instituciones públicas y privadas que permitan el desarrollo de la actividad, porque la salud –a diferencia de otros rubros, como los vinculadas a la economía del conocimiento, el agro o el turismo– no tiene financiación.

También es preciso estimular la accesibilidad a la formación continua de grado y posgrado; facilitar la inserción regional de los recursos humanos armonizando todos los subsectores necesarios para ello; revisar y rediseñar la formación profesional y las condiciones laborales.

“Esta es nuestra propuesta para ustedes. Se las entrego, espero que la respuesta sea positiva. Y espero que el futuro nos encuentre trabajando para que podamos estar mejor, porque así estará mejor la salud”, concluyó Oviedo.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ENVIO DE OFICIOS

ENVIAR AL CORREO oficiosconsejo@cmpc.org.ar

“ESTE CORREO ESTA CREADO A LOS EFECTOS LOS OPERADORES JUDICIALES Y ABOGADOS PUEDAN REQUERIR INFORMES AUTORIZADOS POR LA LEY. DESDE EL MISMO SE LE RESPONDERA – DE CORRESPONDER- AL MISMO CORREO DE DONDE SE RECIBIERA EL OFICIO JUDICIAL O LIBRADO SEGÚN LEY PROVINCIAL 5805”